Welcome to London.

Empecé tempranito en Madrid, a las 6 de la mañana y salí para el aeropuerto para estar a las 8 porque tenía vuelo a las 10. Llegué más temprano de lo planeado, así que estuve al re pedo mucho tiempo. Cuando hice el viaje en el 2008, LAN tenía una promoción que te dejaba hacer un stop a la ida o a la vuelta, por lo que yo elegí hacer el stop en Madrid y este pasaje a Londres ya esta incluido.
Cuando estaba embarcando me dí cuenta que me había dejado el buzo en algún lugar del aeropuerto y corrí a buscarlo y…obviamente no lo encontré, así que empecé el día mal.
Dormité casi todo el viaje y llegué.
Llegué a la oficina de mi primo Natalio que trabajaba en la BBC, dejé la mochila y fuimos a comer. Después el volvió a trabajar y yo fui a pasear por la orilla del Támesis donde se ven los lugares más típicos de todas las postales londinenses. La vista es hermosa, hay muchos barquitos, hay bares flotantes,  todo acompañado del tradicional clima gris de Londres, pero por suerte no hubo lluvia. Y seguiría portándose bien el clima en toda mi estancia. De 5 días que estuve solo en uno me lloviznó.

Vi el Parlamento, el Big Ben, la catedral, y todos los edificios históricos que están en la zona.

Pegué la vuelta y fui a un museo de arte moderno, que por suerte es gratis, porque acá todo es carísimo. Eso es algo positivo de Londres, las pricipales actividades son gratuitas. No asó el London Eye que era bastante caro, y me imagino que sigue siedo.
La gastronomía local no era gran cosa. Pero si tienen comida ética de todas partes, especialmente asiática.
Para que se den idea de lo caro que es moverse en Londres, un viaje en subte sale 4 libras (en ese momento multiplicaba por 6 y ahora por 20). Por suerte, a mi primo le sobraba una tarjeta que se carga y sirve para una semana y así salía mucho menos cada tramo.
Para que se den una idea cuan distraído puedo ser, les cuento que estaba parado frente al Big Ben, o sea el reloj más famoso del mundo, y no sabía qué hora era, y estaba desesperado cabeceando para todos lados buscando un reloj, y me di cuenta que no veía el reloj porque estaba más al costado. Me sentí un verdadero boludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s