Londres, día 4: Windsor Castle y Hampstead Heat

el

Quería ir para el castillo Windsor así que me tomé un subte hasta una estación de trenes, pero no salían de esa, así que me tuve que tomar dos subtes más para llegar a la que correspondía. Ahí me tomé un tren de una hora hasta que llegué a la city de Windsor donde está el castillo.

La mayoría de las cosas acá son gratis, pero cuando te cobran, te cobran bien. Como estudiante pagué 13,30 libras y sino eran 15. Por lo que veo en la página, ahora sale 18,20 para estudiantes y 20 para adultos. No tienen tanta inflación.

El castillo es realmente enorme, primero tenés que pasear por las calles internas y está casi todo cerrado al público. Lo primero que vi abierto al público es una capilla en la que están enterrados muchos de los reyes británicos (en este castillo vivieron por 500 años los reyes hasta que se mudaron, supongo que se mudaron porque le cobraban mucha guita por el impuesto municipal con semejante casa). Además de estar enterrados los reyes, es donde se nombran los nuevos caballeros cada año. La semana siguiente a mi visita iban a nombrar al príncipe Williams que creo que es el que se porta bien, no el borracho. Y él iba a ser el caballero número 1000. Todo eso me lo explicó una viejita típica de Inglaterra, que lo único que le faltaba era la taza de té. Super amable y se veía que estaba enamorada del lugar.
Después se puede entrar a un lugar donde está la casita de las muñecas de la reina Victoria, que en realidad es un castillo de las muñecas.

Otra sala abierta es la de las armas y armaduras, en la que hay rifles totalmente decorados, que supongo que no se usaron en ninguna guerra y cuando mucho la habrán usado los reyes para salir de caza.
Y al final se puede ver alguna de las habitaciones de los reyes, con sus cuadros y demás cosas. Está mucho menos cargado que el palacio real de España, se nota otro estilo, porque en Madrid cada rey que pasó decoró el palacio a su gusto entonces es una verdadera mezcolanza.
Morfé unos sandwichitos y pegué la vuelta. Me fui por concejo de Natalio a un parque que se llama Hampstead Heat, que es distinto al resto de los parques de acá porque está al natural, es decir que no está cuidado y todo prolijito, sino que acá la naturaleza está al natural, valga la redundancia. Así que se ven más pájaros y más ardillas. Pero estuve un rato nomás, porque para ver un monte me iba al Chaco, que tenemos mejores montes, y hasta se pueden ver pumas en las rutas, y soy testigo de eso.
Otro motivo por el que me fui rápido es que no están marcados los caminos y tenia miedo de perderme, porque me conozco y porque son 320 hectáreas así que si me perdía no me encontraba nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s