Brujas, Bruselas y primer día en París

el

Empece el día tempranito en Amsterdam, me tomé un metro y después dos trenes y llegué a bruselas. Cuando llegás a la estación de trenes podés alquilar una bicicleta y eso fue lo que hice y salí a pedalear. La ciudad es muy linda, muy pintoresca y esta bueno para estar unas horas recorriendo. Comparando con otras que recorrí, es chica por lo que con medio día alcanza para verla arriba de la bici. Si se quiere conocer más de su cultura y costumbres, por supuesto que hay que estar por lo menos unos días. Es una ciudad antigua muy bien conservada. Es del siglo XI, y era uno de los principales centros de comercio de Europa gracias a que tiene canales. Además hay muchas iglesias y lindos parques.

Les dejo un link para que vean un poco más de la ciudad: https://www.bruselas.net/brujas

No tengo ni una foto, porque se me rompió la cámara y perdí las fotos de este día y del día siguiente. Y creo que también perdí las del último día en Amsterdam.

Tengan en cuenta que hablan flamenco, por lo que no es fácil (por no decir imposible) entender lo que hablan o los carteles. Claro que la mayoría también habla inglés

Después de dar varias vueltas por todo el centro histórico, me compré algo para comer y me senté a disfrutar del almuerzo frente a uno de los canales con la bike  al lado. Cuando terminé, seguí dando vueltas buscando chocolate para regalar a la familia. Como mi presupuesto era corto, para mi compré una cajita bien chiquita, que como no entendí el idioma no me enteré que eran unos caramelos super amargos. Cuando los probé ya era demasiado tarde. Para los que conocen, les cuento que eran más amargos que los caramelos “1/2 hora” que tenemos en Argentina.

Para descansar paré a comer unos tradicionales waffles belgas. Dejé la bici estacionada en la vereda y cuando salí me estaban por hacer una multa. No se puede dejar la bici en cualquier lado, hay estacionamientos exclusivos para bicis, que yo nunca vi, pero me llamaba la atención que no hubiera ninguna en las veredas pero miles dando vuelta. Por suerte la inspectora al ver que no había forma que mi castellano y su flamenco se pusieran de acuerdo, me dejó ir sin multa.

Depués devolví la bici en la estación de trenes y me tomé un tren para Bruselas donde tenia que hacer el cambio para París. No había asiento hasta las 9,15 de la noche, o sea 3 hs mas tarde de lo q yo había llegado. Asi que caminé un poco por el barrio que rodea la estación, y no me gustó el ambiente ni la ciudad así que me volví a la estacion y a esperar el tren.

Llegué a París de noche, que es lo peor que te puede pasar cuando llegás a un lugar donde no dominás el idioma. Después de mucho preguntar y renegar con la falta de voluntad de los parisinos para hablar otro idioma, llegué al hostel, que era de la cadena Hostelling International y quedaba bastante alejado de los lugares turísticos y no tenía el encanto de un hostel porque era tan grande como cualquier hotel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s