Venecia

Arranqué más temprano que nunca, a las 6 de la matina. Me tomé el tren de las 7:15 para Venecia. Cuando llegué ya reserve el de Florencia.

Salí a caminar y a ver las cosas más importantes. La plaza San Marcos, la iglesia San Marcos y los puentes.

Es muy linda la ciudad y muy particular, es verdad que están con el agua al cuello. En algunos lugares que tienen escalones, el agua ya estaba en el ultimo. Así que hay que visitarla antes de que se inunde.

Hay ciudades en las que se puede viajar solo y no hay problema para disfrutar, por ejemplo Madrid o Londres, pero otras hay que estar acompañados. Por ejemplo en Amsterdam hay que ir con amigos y a Venecia con la novia. Caminar solo como un gil por Venecia no es tan lindo como ir de a dos supongo.

Después de caminar bastante me tomé un vaporetto, que es como un bus pero con agua abajo, es decir como un bondi normal de la Argentina pero cuando llueve. Son unos botes que la gente los usa para viajar adentro de la ciudad, y los turistas para pasear sin pagar a un gondolieri. Acá tienen toda la info: http://www.venecia.es/moverse-en-ciudad/el-vaporetto-.htm

Si en las otras ciudades me perdía, no se pueden imaginar la cantidad que caminé al pedo acá. Muchas veces llegás a un lugar y asumís que si doblás llegás a donde querés ir, y de repente te encontrás que entre la isla que estás y la que tenés que ir no hay puente y tenés que volver para atrás y dar un par de vueltas. Igual es muy interesante perderse por las callecitas y ver los pasillos entre las casas y ver cómo vive la gente en una ciudad en la que uno se imagina que existen turistas nomás.

Almorcé un vaso de frutas, que no es como la ensalada de fruta nuestra, son algunas frutas cortadas en trozos grandes y al natural, así que no era tan refrescante como yo me había imaginado. Pero era barato, que era lo importante.

Otro atractivo en sí son los turistas, por ejemplo ver como dejan que las palomas se les suban encima para poder sacarse una foto. Está lleno de gente haciendo eso en la plaza.

Creo que si uno está corto de tiempo para viajar, Venecia es una ciudad que con medio día se conoce. Si te quedás más tiempo ya tenés que hacer excursiones por otras islas, por ejemplo ir a ver cómo se hace el cristal de Murano o algo por el estilo, lo que ya representa más gastos, eso tampoco estaba en mi presupuesto, tampoco pesaba gastar en alojamiento en Venecia.

Luego de haber dado una vuelta en el vaporetto y otra vuelta caminando, y haber comprado máscaras de carnaval para regalar, me fui a la estación a tomar mi tren para Florencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s