Uyuni: mucho más que sal

Después de pasar la frontera boliviana viajamos 4 horas más hasta el pueblito de Uyuni. El disminutivo es porque realmente es un pueblo muy chico, pero está repleto de turistas y, supongo que por la época, en su mayoría europeos.

Apenas te bajás del bus ya tenés un montón de mujeres ofreciéndote el tour y apurándote para que vayas a su oficina a hablar así te cuentan como es la experiencia con su agencia y luego te aseguran que tenes que decidirte rápido porque te están haciendo un super precio porque hay pocos turistas y entonces quieren completar el tour, pero que si esperás hasta el día siguiente, ya no te van a poder hacer el mismo precio. Nosotros teníamos anotado el nombre de 4 o 5 empresas que eran recomendadas en Tripadvisor y preferíamos pagar un poco más pero saber que iba a ser algo seguro, porque habíamos leído muy malas referencias de otras compañías. Hay agencias que ofrecen el tour, con bolsa de dormir y la noche de hotel previa al viaje incluidas, por 700 Bolivianos y a algunos turistas en otras empresas le pedían hasta 1300, como para que vean las diferencias que puede haber y como ponen el precio de acuerdo a que idioma hables. Después nos dimos cuenta que la bolsa de dormir fue al pedo, nosotros pensamos que era porque uno de los días dormíamos en el piso y solo con la bolsa, pero era para abrigarse adentro de la cama en la segunda noche del tour, porque se para en una zona donde puede hacer hasta -20° centígrados.

En Uyuni nos encontramos con el primer problema serio de nuestro viaje. Los cajeros automáticos bolivianos se usan con una tarjeta de débito con chip, algo que las Visa argentinas no tienen, así que no pude sacar plata con esa tarjeta. Nos arreglamos con la tarjeta del banco Nación que es maestro y vendiendo unos dólares. No sé por qué, pero en ningún banco de Uyuni pude sacar con la Visa pero si pude en un par de Potosí. Ese problema administrativo nos tuve a las corridas el primer día, así que alcanzamos a dar una seña para el tour que salia al día siguiente y pagamos la noche en un hotel bien barato pero que estaba bastante bien, por lo menos tenia wifi y ducha caliente, algo que debo confesar que no usamos, porque hacia tanto frío que no nos dieron ganas de bañarnos. El tema de la plata, que parece una pavada para escribirlo, no lo fue en el momento. No sabíamos como nos íbamos a arreglar, porque con la tarjeta que había podido sacar solo podía extraer muy poco por dia y tenia que terminar de pagar el tour y llevar plata para pagar la entrada a un parque nacional y ver con qué pagábamos los pasajes hasta Potosí cuando volviéramos. Así que estábamos bastante angustiados pensando como resolverlo sin vender mas dolares. Es un tema que hay que tener en cuenta para viajar, había muchísimos europeos con el mismo problema que se los veía rebotar de un cajero a otro.

Dejando de lado los problemas administrativos, partimos en el tour a la mañana siguiente. Salimos en una camioneta 4×4 con 2 chicos de brasil y una pareja peruana. El chofer era buen chofer pero no era  guía así que nos contaba cosas solo cuando le preguntábamos.

Casi todas las agencias hacen el mismo recorrido, así que lo que cambia es la seriedad de la empresa y la calidad del guía. Empezamos por un cementerio de trenes, donde están las locomotoras que usaban los trenes hasta hace varias décadas.

IMG_0073

Se supone que están allí solo de forma temporal porque van a hacer un museo al aire libre y los van a llevar a todos.

IMG_0061

El tour tiene mucho de safari fotográfico, nos bajamos y el chofer nos largaba diciéndonos cuantos minutos teníamos para sacar las fotos. De ahí se vuelve hasta el pueblo de Uyuni y se continua hasta Colchani, donde se puede ver puestos de artesanías con sal y otras artesanías típicas de la región. Supuestamente te muestran el proceso de industrialización de la sal, pero no vimos nada de eso.

Luego viajamos hasta el primer hotel de sal, donde tuvimos nuestro primer almuerzo. Pegado al hotel hay un monumento al Dakar, que es otro de los puntos donde te dejan para que saques fotos.

Hasta acá uno no siente gran admiración por el lugar, porque recién se está internando en el salar, pero después de comer te llevan hasta el centro de ese inmenso desierto blanco. Y cuando empezás a girar y en todos lados vez el piso blanco hasta donde los ojos se topan con el horizonte o con alguna montana que se ve muy chica a lo lejos, ahí empezás a tomar conciencia de lo grande que es lo que te rodea. De echo, el salar (que es el más grande del mundo) tiene 12.000 kilómetros cuadrados.

IMG_0195

IMG_0206

 

Después de contemplar el salar desde ese punto de vista, se avanza hasta la Isla del Pescado. Es difícil entender el concepto de isla en el medio de un desierto, pero es un pedazo de tierra que rodeado de sal como una isla en el mar queda rodeada de agua. Escuchando la explicación geológica que daba otro guía, pude entender que hace unos cientos de millones de años cuando los continentes comenzaron a separarse, esta región era mar y al formarse las montañas todo el agua quedó encerrada, creándose un lago inmenso. Como el guía hablaba en inglés no pude entender cómo se secó ese lago. Lo que sí nos contó nuestro guia es que la sal provenía de otro salar, que por las corrientes de agua de los ríos hacia que la sal llegara hasta Uyuni, y eso fue haciendo que se cristalice el suelo. Se calcula que ente las diferentes capas de sal que conforman el suelo, llegan a una profundidad de 120 metros. O sea que hay sal para rato.

IMG_0232

En la isla hay miles de cactus gigantes, algunos de hasta 10 metros, si se toma en cuenta que crecen solo un centímetro por año, entendemos cuan antigua es la región y su flora. Bajamos de la isla y seguimos viaje, recorriendo mas kilómetros dentro del salar, y antes que se escondiera el sol hicimos otra parada, para poder fotografiar como el astro desaparecía detrás de una de las montañas que rodea el salar. Tuvimos que esperar unos minutos, y en esos tiempos muertos es cuando uno puede disfrutar del silencio, algo que en esa región reina si no aparece una camioneta con turistas. Uno también puede permitirse maravillarse por la naturaleza, que por estática y monótona parece muerta, pero está repleta de vida. Las montañas que nos rodeaban esconden agazapados pumas, grupos de vicuñas, zorros y vida humana. Con el pasar de los días comprenderíamos cuanto movimiento y vida humana hay entre las montañas. Algo que uno cree vacío, algo que desde google maps solo parecen montañas. Solo colores. Acá hay vida, gente trabajando, niños jugando, turistas visitando.

La primera noche dormimos en un autentico hotel de sal. Sillas, mesas, camas y paredes, todo está construido con sal. Habíamos visto en una de las paradas como son los bloques de sal, cortados en ladrillos de diferentes tamaños, algunos sirven para el piso, otros para las paredes y vaya a saber cuantos usos le dan los habitantes que rodean el salar, o que viven en las comunidades que están dentro de él.

El segundo día parte a las 8:30 más o menos y lo primero que se visita es el volcán Ollague, que se lo ve desde unos 15 kilómetros. El camino sigue con la visita de las lagunas Cañapa, Hedionda y otras más chicas. En la laguna Hedionda es donde viven más flamencos viven y se pueden ver de cerca.

IMG_0388

Después se atraviesa el desierto de Siloli, donde también se puede ver un cerro de los 7 colores y el atractivo más famoso es el árbol de piedra.

IMG_0458Y el punto turístico más hermoso del tour es la Laguna Colorada. Una laguna de 60 km cuadrados, con muchos flamencos que hacen juego con su hermoso color rosado. La superficie del agua toma el color de algas y plancton y a la vez la costa del espejo de agua está bordeada con depósitos blancos brillantes de sodio, magnesio , bórax y yeso.

 

IMG_0499

Esa noche se duerme en alojamientos que están frente a la laguna colorada, en una zona qué está a 4300 MSNM, y donde en invierno puede llegar a hacer 20 grados bajo cero, o eso decían, para mi exageraban, solo debe haber hecho menos 15. A pesar del frío, a la noche salimos unos minutos a sacar fotos a las estrellas, pero no pudimos hacer ninguna buena toma, pero igual disfrutamos el espectáculo nocturno de las estrellas y la luna brillante.

IMG_0560
La luna desde la Laguna Colorada

El ultimo día del tour arranca bien temprano. Nos despertamos antes de las 5, a más tardar hay que salir a las 5:30, porque hay que llegar a los geysers antes que amanezca porque si no, no se ve el vapor. Bastante duro levantarse a esa hora con el frío extremo que hacía.

Los geysers son una de las cosas más asombrosas que vimos. Es algo que uno solo ve en películas. Está esa adrenalina de saber que es algo un poquito peligroso, que uno tiene que tener respeto y acercarse con cuidado. Acercándome más pude ver como el barro burbujeaba y metiéndome entre varias salidas de vapor quedé cubierto y casi no se me veía.

IMG_0595

La segunda parada del día eran las aguas termales. Un atractivo que con temperatura bajo cero solo disfrutaron los europeos y los sudamericanos mirábamos y sacábamos fotos.

Siguiendo el recorrido llegamos hasta el Desierto de Dalí. Un lienzo de arena en el que proliferan rocas volcánicas con formas surrealistas. Sacamos varias fotos y seguimos camino hasta la frontera con Chile donde dejamos a uno de los chicos del grupo y se redistribuyó el grupo, y de ahí emprendimos el regreso a Uyuni, con 8 horas más de viaje. En esas largas horas de viaje uno tiene mucho tiempo para pensar y sin tener que estar sacando fotos, uno entiende lo fascinante que fue haber andado por la columna vertebral de América del sur. Conocer y maravillarse de todas las bellezas que nos regala la Pachamama. Pasear entre medio de sus montañas y sus valles. Sus geyseres y sus salares. Sus coloridos lagos y, por sobretodo, su gente y su amabilidad. conocer sus costumbres y su día a día.

Las montañas llenas de lava volcánica ya hecha piedra, te remontan a aquel momento en que el volcán se hizo escuchar. Como si alguien le hubiese puesto pausa al movimiento sutil de la lava cayendo. Durante tres días estuvimos rodeados de bellos paisajes con una perfecta armonía.

Terminando el cansador viaje, llegamos a Uyuni a las 17 y lo primero que preguntamos fue si se había levantado el bloqueo. Un pequeño problema que no conté hasta acá. En Bolivia no todo es color de rosa. Con los compañeros del grupo del tour hablamos de los problemas de corrupción y económicos de nuestros países ypensábamos que en Bolivia estaban mejor y que Evo tenía apoyo popular. Pero la realidad es bastante diferente. Después de tantos años de gobierno la relación con su propia gente se desgastó y ya no tiene apoyo de su gente. Perdió el referendum para ver si podía volver a modificar la constitución y no quiere aceptarlo. Y el problema más grave en la actualidad es el de los mineros. Hoy rige un sistema cooperativo por el cual los mineros son dueños de pedazos de la mina que pueden explotar pagando un derecho al estado, pero quieren modificar la ley de minería de tal forma que empresas privadas podrían explotar la mina y los trabajadores dejarían de tener derecho de ser dueños de pedazos de las montañas. Encima el precio de los minerales ha bajado mucho y los mineros están ganando muy poco y el país tiene menos ingresos también. Un guarda parque también nos había dicho que estaba embolado con el gobierno porque el parque do de está el salar es el que más recauda el país pero la recaudación se usa para mejorar o cuidar otros parques y este está abandonado. Y el abandono se ve en los caminos o en la falta de infraestructura.

La cuestión es que por los problemas con los mineros los caminos estaban bloqueados cuando llegamos a Uyuni y no sabíamos con que situación nos íbamos a encontrar al regresar y si ibamos a poder salir para Potosí o a algún lugar de Bolivia. Por suerte los mineros estaban en un cuarto intermedio con el gobierno, así que por unos días estaban habilitados los caminos. Y conseguimos un bus para las 18, así que casi no tuvimos que esperar. Ah y conseguimos sacar un poquito más de plata, así que la cosa comenzaba a mejorar.

 

 

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s