La ciudad de barro más grande del mundo y otras experiencias en Trujillo

En Trujillo conocimos dos ruinas arqueológicas que nos asombraron por distintos motivos, las recorrimos con gusto y fascinación. Además nos gustó que no necesitamos conocerlas con un tour, fuimos por nuestra cuenta. Cuando pensamos en ruinas de Perú solo pensamos en Machu Picchu, pero hay muchísimas, en ciudades, en las sierras y en la selva. Los invito que a que conozcan dos, muy cerca de Trujillo.

En esta ciudad fue el único lugar de Perú donde no conseguimos alojamiento por Couchsurfing, así que cuando nos bajamos del camión de frutas que nos dejó en el mercado central, nos tomamos un taxi hasta el centro y buscamos un hostel, un concepto casi desconocido en el país, pero por suerte encontramos uno, habitación privada con baño, más de lo que esperábamos.
Los viajeros argentinos parecen disfrutar de estar juntos. Estuvimos en muchos lugares sin ver ni uno y de golpe en este hostel había como 5 que estaban parando ahí hacía varios días. Nunca supimos que hacían en Trujillo, porque estaban siempre adentro del alojamiento.
La ciudad es bastante grande, tiene cerca de 800000 habitantes y está bastante bien mantenida. La plaza principal es extraña para lo que uno está acostumbrado, su monumento principal es a la Libertad y tiene muchas esculturas que parecen más griegas que peruanas. La ciudad es bastante antigua y tiene muchos edificios coloniales, que por suerte han restaurado y transformado en oficinas estatales o museos gratuitos, por lo que las pudimos disfrutar en un paseo nocturno que hicimos con Lu.
Otra cosa buena es que los atractivos más importantes están cerca, entonces uno puede ir por su cuenta en un bus y sin ningún tour. El primer lugar a donde fuimos fue a las Huacas de la Luna y del Sol. Nos dimos cuenta que los peruanos no son buenos dando indicaciones. Si le preguntamos a 5 para qué lado teníamos que tomar el bus, 3 dijeron para un lado y 2 para el otro y si hubiéramos preguntado 75 veces, la tendencia sería la misma. Y encima el cobrador de la combi nos dijo que nos dejaba en la puerta y era una mentira para que nos subiéramos, solo iba para ese lado pero no llegaban hasta nuestro destino. Así que tuvimos que pelearnos para que nos devolviera la plata, Lu logró que nos diera por lo menos la mitad. Eso sí, hay que reconocer que en Trujillo la gente es muy amable y siempre intentó ayudarnos, todos nos decían cómo debíamos hacer para ir, mal o bien, todos querían ayudar.
Solo se puede ver la Huaca de la Luna, la del Sol se ve por fuera porque todavía no han excavado nada. Tienen esos nombres porque no se conoce cuáles eran los originales y en Egipto generalmente cuando había dos templos al grande lo llamaban del Sol y al chico de la luna y copiaron ese modo de bautizar los edificios.
Fue una de las ruinas que más me han gustado y que más extraordinarias me parecieron. Por fuera tiene forma de pirámide trunca y por dentro de pirámide invertida. Y cada generación tapaba completamente lo de la anterior, ampliaba hacia afuera, hacía un nivel más hacia arriba y volvía a cubrir todas las paredes. O sea que el muro de la segunda generación cubría el de la primera, el de la tercera el de la segunda y así sucesivamente. En ese templo llegaron hasta la quinta  generación. Y cada una pintaba los muros con imágenes alegoricas de criaturas marinas, rituales y dioses.

img-20160929-wa0006
Se ve el muro pintado de la tercera y cuarta generación

Lo increíble es que aún se conservan los colores. Para reconstruir una imagen solo usan los pedazos que se caen y no agregan ningún material nuevo, así que si no está el pedazo, se borra o se pierde esa parte del dibujo.

img-20160929-wa0008
El dios decapitador

Acá también hubo saqueo, por suerte no se pueden robar los murales, o tal vez no lo hicieron por miedo a la imagen del dios decapitador.
Por las imágenes de las cerámicas se sabe que cuando había que hacer un sacrificio, hacían un combate ritual en el desierto, al que perdía lo tomaban de prisionero y lo trasladaban hasta el sacerdote, que lo sacrificaba y juntaba la sangre en una copa y se la mostraba al pueblo que esperaba en una plaza. Solo se hacía cuando había que calmar a algún dios.

img-20160929-wa0009
Cada familia tenía un sello para los adobes

Se cree que por los fenómenos naturales intensos, que los sacerdotes no pudieron controlar, la religión perdió el poder en el año 600 y a partir de ahí nace una nueva estructura social, dónde los políticos pasan a tener más peso. En esa época nace también el nuevo templo de la Luna, que recién han investigado un poco y no está abierto al público. Y creen que la Huaca del Sol era un centro administrativo, algo así como el panal que mandó a construir De La Sota, pero con mejor sentido estético y menos corrupción.
Salimos de ahí impactados por la capacidad constructiva, por la claridad para distribuir los roles de la sociedad, por el manejo de los murales coloridos que tenían y por el tamaño de las pirámides. Sin duda que es un lugar recomendable para ir y seguramente dentro de unos años va a ser más interesante todavía. La entrada sale 10 Soles y la guía es a voluntad.

Lo segundo que visitamos fueron las ruinas de Chan Chan. Este fue el epicentro de la cultura Chimú. Fue la ciudad más grande del Perú prehispánico, tenía 9 palacios, templos, zonas para que viva el pueblo, campos de cultivo, etc. La conquistaron los Incas en el 1470. Este lo hicimos sin guía porque salía 40 Soles para los dos, pero compramos un librito por 2 Soles, que explica lo que se ve en cada parte (y que estoy usando de machete para poner un poco de info y quedar como que soy un intelectual que sabe mucho). Chan Chan significa Sol Sol, era un complejo gigante con muchísimas construcciones, pero lamentablemente solo se puede visitar una sola, que se llama Nik An, que significa Casa del Centro. Esta no es tan colorida como la huaca de la Luna, porque  la erosión de sus paredes fue mas intensa, pero antiguamente se veían los mismos colores que la huaca de la luna. Es patrimonio de la humanidad porque refleja la disposición social en distintos roles y cada uno viviendo y trabajando en una zona, y eso no se ve en todas las civilizaciones antiguas, además es considerada la construcción de barro más grande del mundo.

img_2009
Frisos de redes, lunas y aves

También hacían murales tallados con motivos marinos, en muros que medían entre 7 y 12 metros.

Hay una plaza enorme que usaban para hacer rituales y una más chica para otro tipo de rituales. Al frente de la plaza encontraron la tumba del Señor Chimor, con otras 44 tumbas, que serían la de los acompañantes del emperador al otro mundo, entre ellos estaban sus concubinas y oficiales.

img_2018
Tumba del Señor Chimú

Su principal deidad era la Luna, así que en los muros hay muchos frisos redondos que la representan.
2000 años antes de Cristo estos tipos ya sabían de ingeniería hídrica y construyeron canales para llevar agua del río hasta la ciudad para poder sembrar.

img_2015
Represa con rampas

Hacían pozos para almacenar agua durante la época de lluvia y tener el resto del año. Aunque cueste creerlo, en África todavía hay pueblos que no saben como hacer esto. Tenían una zona de almacén y otra donde vivían los trabajadores.
Acá no me asombraron los colores y el arte como en la Huaca de la Luna, si no la capacidad de hacer una ciudad funcional, en una época en la que muchos pueblos todavía estaban muy atrasados.

La noche anterior Raúl, nuestro host en Huaraz, nos había dicho que si queríamos ir a Chiclayo, podíamos parar en la casa de sus padres. Así que después de terminar la visita en Chan Chan, volvimos al hostel, almorzamos, agarramos nuestras cosas y otra vez salimos de viaje. Una vez más implementamos el método de salir de la ciudad en bus hasta una zona despejada y ahí pedimos nuestro aventón, esta vez viajamos en un solo transporte, un camión que llevaban padre e hijo, aunque el hijo quería seguir estudiando y al padre no le hacía mucha gracia.

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ilich dice:

    que buena crónica, muy detallada y descriptiva, mucha dedicación para sus lectores del escritor, ya estoy muy emocionado por leer la parte que escribirán de Mamaqocha y Cancas! ojala sea pronto.

    Me gusta

    1. nicobonder dice:

      Falta Chiclayo y después sigue Cancas!

      Me gusta

  2. Silvia(lamami) dice:

    buenísimo el relato Nico,no hace falta ir a China a conocer templos antiguos, estos son nuestros,de América. Felicitaciones a Lu,es la negociadora del equipo y consigue más que vos. Sigan conociendo cosa tan interesantes como estas y compartiéndolas con los que no podemos hacerlo

    Me gusta

    1. nicobonder dice:

      Gracias má! Siii, esto está repleto de templos antiguos, al que le gusta puede viajar por Peru solo conociendo esto. Besos

      Me gusta

  3. Bera mendoza dice:

    Por demas de interesante,esta descripción, de las arquitecturas peruanas, y por sobre todo,de saber que todo lo que estudie en gnosis,ahora se refleja en tus comentarios,ya los maestros gnosticos, nos hablaban de estas organizaciones, buenisimos,conocer mas, de nuestros ancestros, gracias,nico y luly,exelente narrativa, nico bonder

    Me gusta

    1. nicobonder dice:

      Gracias Bera! Si son super interesantes estos lugares y muy loco saber lo viejo aue son y lo sabios que eran.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s