Conociendo Quito

Quito es una ciudad particular por su topografía; tiene valles, cerros, volcanes y quebradas, y de norte a sur se extiende por 40 kilómetros. Todo eso hace que sea complicado orientarse, pero hay cosas para disfrutar en cada rincón. Llegamos justo para Habitat III, una serie de conferencias y ferias sobre las ciudades del futuro, por lo que en la ciudad había como 60000 personas de todo el mundo y las calles estaban repletas de policías. Nosotros conocimos el centro histórico las dos líneas de la mitad del mundo (sí, hay dos), algunos de los cerros y las mejores vistas panorámicas de la ciudad, desde distintos puntos elevados.

La ciudad es tan larga que para ir a cualquier lado hay que tomar bus, por suerte el sistema es bastante bueno, y aunque los locales reniegan por lo apretado que viajan, destacamos que hay que esperar muy poco para tomar cualquier colectivo y se pueden hacer muchos transbordos. Después de haber recorrido varios países y muchas ciudades, podemos concluir que Córdoba puede afirmar con total seguridad que tiene el peor sistema de transporte de todos y el intendente más inútil, pero el poco amor por la vida ajena que tienen los colectiveros, es muy parejo a nivel mundial. Tomamos un par de buses y llegamos a lo de Mandy, una chaqueña emigrada en la época de la dictadura. El departamento es hermoso y decorado con los cuadros que ella pinta. Estábamos bastante cansados así que esa tarde estuvimos haciendo fíaca y nada más.
El primer día activo en Quito fuimos al centro histórico. Todos los lunes en el palacio presidencial, llamado Palacio de Carondelet, a las 11 de la mañana se hace el cambio de guardia, y el presidente o vice lo saludan a los que van a verlo. Es todo un espectáculo, salen los granaderos que terminan la guardia y entran los otros, y está la banda de músicos de los granaderos. Siempre hay mucha gente pero esta vez había más por la gente que estaba para el Hábitat.

img_3194Había una protesta de campesinos, que compraron unas tierras que después el gobierno le regaló a una comunidad indígena, entonces se están peleando indígenas contra campesinos.

img_3186Por otro lado estaban los partidarios de Correa que aplaudían a todos los ministros que nombraban. Charlamos con una señora que tenía una camiseta de apoyo a Chávez , por supuesto que muy cerrada en sus ideas y aseguraba que todos los males de Venezuela eran culpa de los yankis y de la derecha venezolana y no había lugar para ninguna autocrítica. En Perú vimos un país poco politizado, y al entrar a Ecuador notamos que las charlas son diferentes y se habla mucho de política. Hay 4 puntos que destacan a favor de Correa, mejoró la educación y la salud, construyó muchas nuevas rutas y logró estabilidad en un país que había sufrido muchos cambios de presidente. Como aspectos negativos, muchos coinciden que lo peor es la corrupción y un poco más abajo la soberbia del presidente y la falta de respeto a todos los que nos son sus seguidores. Ecuador era un país muy atrasado, y con lo que se hizo en estos años, el cambio es muy notorio, incluso para los opositores.

Cuando terminó el cambio de guardia fuimos hasta el museo metropolitano, que es muy interesante porque a través de distintas salas uno va viendo la historia política de Ecuador durante los últimos años de colonia española y los primeros años de independencia. Ahí te das cuenta que en la escuela idolatramos a San Marín y todo nuestros próceres y que sabemos sobre la independencia argentina, y nos explican cual era el contexto europeo que favoreció las luchas revolucionarias, pero no nos enseñan cual era el contexto latinoamericano que influyó mucho, ya que en otros países se venía peleando por la independencia desde y exclamándola a los gritos desde 1808. El museo está muy cerca del palacio presidencial y es gratuito, así que se puede ir a ver las dos cosas juntas. En el museo suele haber muestras artísticas, en esta oportunidad había una sobre las ciudades ocultas de América Latina y las problemáticas que no se ven.

img_3205

Luego de salir del museo fuimos a recorrer un poco el centro histórico de la capital ecuatoriana. Es una zona interesante y bien cuidada, con muchísimas iglesias y grandes edificios coloniales. También con algunas callecitas pintorescas, con barcitos y restaurantes que en su mayoría estaban cerrados porque abren de noche. A las 2 de la tarde volvimos al palacio de Carondelet, porque a esa hora entregaban los números para el ingreso a la visita guiada, que es gratuita. Después que nos dieron nuestro horario, seguimos recorriendo el centro. En realidad, primero nos sentamos a descansar en un banco de la plaza y nos pusimos a charlar con 3 viejos de casi 80 años. La vieja hablaba sin parar y no dejaba que nadie hablara, mientras los otros dos viejos ponían cara y aguantaban. Aseguraba que se le había presentado la virgen María y nos leyó todo un pasaje de la biblia, después uno de los viejos dijo que desde que él era chico que escucha que Jesús ya está viniendo y no pasa. Estuvimos como una hora charlando con ellos y después sí seguimos nuestro tour por el centro histórico. Pasamos por algunas iglesias, pero no entramos porque cobraban y entramos al Banco Central a ver una exposición de monedas y ahí nos sacamos la duda de cómo hicieron el traspaso al dólar. No sabíamos cómo habían pagado o respaldado todo lo que le mandó Estados Unidos y ahí nos explicaron que se usó como patrón de cambio el oro. A lo largo del viaje nos contaron un par de historias de cómo el cambio favoreció a los de siempre, es decir a los que tenían amigos en el poder y manejaban información privilegiada y supieron antes de tiempo que había que comprar dólares antes que el precio se disparara, y perjudicó a los mismos de siempre, que eran las personas con menos educación a las que estafaban con el cambio y le daban menos dólares por los Sucre que entregaban. Hubo muchas protestas antes de que se produjera la dolarización porque había mucha gente que hablaba alguna de las lenguas nativas y tenía al español como segunda lengua y muy poca gente hablaba inglés, entonces se oponían a tener billetes en inglés.

Hicimos el tour por dentro del palacio. Lo único negativo es la velocidad con la que lo hacen y lo apurada que estaba la guía, que se la notaba fría en las explicaciones que daba de memoria, pero es entendible, explica exactamente lo mismo cada 30 minutos, que es lo que duró la visita. Se pueden ver varios salones oficiales; donde se hacen las reuniones de gabinete, donde se reciben a los mandatarios extranjeros y el salón de los presidentes, que es donde están los cuadros de los presidentes y también de los vice que tuvieron que ejercer la presidencia por alguna circunstancia. Por supuesto que el más llamativo es el de Abdalá Bucaram, que para poder diferenciarse mandó a hacer su cuadro con fondo blanco y por un artista reconocido, pero que no es retratista, así que parece hecho por un niño de 10 años que acaba de empezar a estudiar pintura.

abdala_bucaram_retrato
Observen el bigote y el reloj

Lo más llamativo para ver son los regalos que reciben el presidente y sus funcionarios, que por superar cierto monto tienen que donarlo a algún museo. Especialmente los recibidos en un encuentro de la OPEP en el que los árabes regalaron cosas carísimas de oro, plata y diamantes.

img_3269

Los argentinos, muy originales hemos regalado como 6 o 7 mates.

img_3262
Cuando termina el recorrido te regalan un canelazo, que es una bebida típica de Ecuador y una foto que te sacan cuando entrás.

IMG_3244.JPG

Algunos precios

Bus urbano: 0,30USD

Bus a la Ciudad Mitad del Mundo: 0,45USD

Entrada en principales iglesias: Entre 3USD y 5USD

Almuerzo: Desde 3USD

Hotel:  Desde 7USD (habitación compartida) o desde 20USD (privada)

Una de las visitas que creemos obligadas los viajeros y los turistas, es conocer la Mitad del Mundo. Bueno, creo que no debería considerar algo tan importante. Primero que nada hay que aclarar que hay dos museos, el turístico y que sale en todas las fotos, que es donde está el monumento y otro a 200 metros que es  no tiene la misma fama pero que es mucho más interesante. En el primero hay dos precios de ticket, uno que cuesta 3,50USD, que incluye la entrada para ir hasta el pie del monumento y se puede entrar a un par de museos chicos que hay. La otra entrada cuesta 7,50USD y, además de lo anterior, se puede subir a la parte de arriba del monumento y a un planetario. Nosotros pagamos la más barata porque ya nos habían dicho que la otra no valía la pena. Nos sacamos varias fotos y entramos a un museo de Guayasamin, uno de los artistas más importantes de Ecuador y después entramos al museo de Francia, que es donde está contada la expedición que logró medir un grado de longitud en el ecuador terrestre. Para conocer mejor la obra del maestro Guayasamin, les recomiendo ir a la Capilla del Hombre, que no nosotros nos quedamos con ganas de conocer. Nosotros sentimos que no valía la pena la entrada porque es un lugar frío, no hay ni un guía ni nadie contándote de la historia del lugar, pareciera que lo importante es que te saques la foto y listo. Encima en la entrada no informan bien, y te dicen que con la de 3,50 solo podés ir hasta el monumento y ni te hablan de los otros museos. Cuando salimos de ahí nos fuimos a comer y después sí fuimos al Museo Intiñan, que era el que nosotros teníamos más ganas de conocer.

img_3298

La entrada al museo cuesta 4USD. Es un museo mucho más interactivo, estás con un guía que te muestra la cultura de las distintas regiones del Ecuador, especialmente de la amazónica. Tienen chozas hechas por los propios indios y te hablan de algunas de sus costumbres. Más adelante te muestran un calendario agrícola, que es el que usaban los nativos para decidir cuando sembrar, cuando cosechar y cuando dejar descansar la tierra. También hay un reloj solar que es muy exacto, y ahí se puede ver el desplazamiento que se va produciendo debido a que el día en realidad tiene 23 horas, 56 minutos y 4 segundos. Si ves un reloj normal y este reloj, se ve una pequeña diferencia, debido a esto. Lo interesante de este museo es que muestran que los indígenas, miles de años antes de la expedición francesa, ya se daban cuenta que estaban en un punto único de la tierra y entendían cómo los afectaba. En este museo hay una línea de la mitad del mundo que no coincide con la del monumento, porque esta la midieron muchos años después con tecnología más moderna. De todas formas, la linea que se considera la mitad del mundo mide 11 kilómetros de ancho.

img_3331

img_3330
Calendario agricola aborigen

Luego te hacen hacer varios experimentos para demostrar la influencia que tiene la linea del Ecuador; por ejemplo parar un huevo en un clavo, caminar con los ojos cerrados sobre la linea, sostener los brazos firmes intentando que el guía no te los pueda bajar, viendo la diferencia fuera de la linea y sobre la linea. Sobre la linea te los baja facilísimo, debido a que en la latitud  0° pesamos menos.

img_3347
Certificado que asegura que paramos un huevo en un clavo y sello en el pasaporte con latitud 0° 0″ 0′

El resto de las actividades que hicimos en Quito no fueron tan turísticas, pero gracias a los amigos que teníamos hicimos cosas que nos gustaron mucho. Mandy, la amiga de mi mamá que nos alojó en Quito, una de las tardes nos llevó a pasear por un par de cerros, para poder apreciar la ciudad de distintos lugares. Primero fuimos a un restaurante hermoso, que se llama Hacienda Rumiloma, que está adornado como un museo con muchas cosas antiguas traídas de Europa.

img_3363

Picamos algo y de ahí nos fuimos a conocer otro barrio, llamado Itchimbia, donde cenamos en el restaurante Vista Hermosa, porque se puede ver buena parte de la ciudad.

img_3401

El último día en la ciudad lo pasamos con Juan José, un quiteño que conocimos en Sucre. Él, junto a Mandy, rompieron con lo que veníamos viendo en Ecuador, nos recibieron con amor y demostraron muchísimas ganas de compartir. Juan Jo nos llevó a su finca, donde demoré más de dos horas para hacer un asado, que después tuvo buena aceptación.

img_3438Además de llenarnos de cariño perruno, anduvimos a caballo. Como se había hecho tarde, no pudimos subir el cerro que quería mostrarnos, así que cambiamos de destino y fuimos a conocer las ruinas del Castillo del Gringo Loco. Por un momento sentimos que estábamos en un viaje medieval, cabalgando en blancos caballos por las ruinas de un castillo abandonado en la cima de una montaña.

img_3471Es un lugar de comienzos del siglo XX, que es todo un misterio, porque es una construcción de piedras, repleta de túneles y cuevas, pero que está abandonada. Quien fue el dueño y qué fue de su vida, nadie lo sabe, o mejor dicho, hay muchas leyendas y rumores pero nadie parece tener la verdad. Cuando volvimos con los caballos ya era de noche, así que fue una experiencia muy particular hacer una cabalgata nocturna por el monte quiteño.

img_3470
Ese es Rosinante, el caballo que me transportó al medioevo

Regresamos hasta la casa de Juan José, buscamos a la madre y a la novia y terminamos la noche picando en un bar de Guapulo, otro de los barrios que ofrecen una vista privilegiada de esta super poblada capital latinoamericana. Con eso nos despedimos de Ecuador, al día siguiente cruzamos la frontera colombiana y empezamos otra etapa en esta increíble aventura que estamos viviendo.

Qué hacer? 

Mitad del Mundo: 3,50USD o 7,50USD

Museo Intiñan: 4USD

Palacio Carondelet: gratis

Iglesia de la compañía: 5USD

Centro cultural metropolitano: gratis

 Calle La Ronda: para ir a bares a la noche

Laguna Quilotoa (a 3 horas de Quito)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s