Qué es y cómo se usa Couchsurfing?

Para motivarlos a leer este artículo les cuento que Courchsurfing fue prácticamente nuestro mejor amigo durante el viaje, gracias a esta red social solo pagamos por alojamiento el 21% de las 195 noches que duró nuestro aventura y conocimos un montón de personas con muy buena onda (y un loco importante en Santa Marta). Gracias a la gente que conocimos en Couchsurfing pudimos conocer una zona rural de Copacabana, nos llevaron a una finca cafetera en Colombia, no estuvimos solos en navidad en la Guayana Francesa ni en año nuevo en Brasil, en Chile conocimos un honkonés fanático de Argentina y del fernet, en Huaraz nos tocó un anfitrión tan buena onda que después nos mandó a alojarnos con su familia en Chiclayo, y vivimos muchísimas experiencias más, que nunca hubiéramos disfrutado yendo a hoteles.

 

Pero qué es?

Cada vez que le mencionábamos Couchsurfing a alguien y nos preguntaba qué es eso, la definición que dábamos era esta: Es una red social para viajeros.

Y para qué sirve?

Principalmente sirve para conseguir alojamiento mientras andás viajando por cualquier parte del mundo. Por lo tanto, por un principio de reciprocidad (ayni dicen en el mundo andino) también sirve para poder alojar gente.

Entonces se cobra?

No, como estamos en un mundo en el que nada es gratis, a la gente le cuesta entender que alguien pueda estar interesado en recibir en su casa de forma gratuita a extraños, pero el espíritu de Couchsurfing es que sea totalmente gratuito. Es decir no se debería cobrar nada ni pedir nada a cambio a quien pide alojamiento. Claro que siempre hay alguien que aprovecha para sacar alguna ventaja y pide algo a cambio de una cama.

Y si no puedo cobrar, para qué quiero que alguien venga a mi casa?

Se supone que lo importante es el intercambio. Uno se rodea de gente que tiene otras experiencias, otra cultura, cocina comida que no conocemos. Es una forma de viajar sin moverse de la casa. También porque hace bien al alma ayudar a otro.

IMG_0990
Vista del Titicaca desde la humilde casa de María, nuestra anfitriona en Copacabana

Entonces sirve para alojar gente y conocer extranjeros, nada más?

Hay muchas formas de usarlo, ese fue el uso que nosotros le dimos, pero hay muchos locales que aunque no pueden alojar a nadie, quieren conectarse con personas de otros países, entonces ofrecen sacar a pasear por su ciudad a esas personas y hacen de guía o los llevan a bares.

Además tiene foros en los que se puede pedir información sobre un lugar y alguien responderá o se puede postear información de un futuro viaje y si otra persona piensa hacer el mismo recorrido, pueden ponerse de acuerdo para viajar juntos.

Y cómo funciona?

Básicamente por un sistema de referencias. Supongamos que Juan va a viajar a Lima, entonces va a buscar qué usuarios de Couchsurfing en Lima están dispuestos a alojar a viajeros. Entrará a ver el perfil de esos usuarios y leerá las referencias que tiene cada uno. Luego le enviará una solicitud a los que más les haya gustado, contándoles por qué les escribe a ellos, qué le gustó de su perfil, hará un breve comentario de cómo es y por qué anda viajando y pondrá de qué fecha hasta qué fecha necesita alojamiento. Tal vez haga ese trabajo con 10 usuarios, 6 lo ignorarán, 3 le dirán que no pueden y Pedro dirá que lo recibe con mucho gusto. Claro que antes de decirle que sí, Pedro entró a leer el perfil de Juan para ver si hay cierta compatibilidad y leerá las referencias que tiene Juan. Entonces intercambiarán sus datos para poder coordinar la llegada de Juan.

Cuando termine la estadía Juan entrará a Couchsurfing y dejará una referencia contando cómo fue Pedro como anfitrión, cómo lo trató, qué tal era su casa, etc. Y Pedro hará lo propio contando cómo fue Juan como huésped, si respetó las reglas de la casa, si era limpio, si roncaba fuerte, si era amable o si se vuelve loco después de tomar dos cervezas.

Cuando Juan busque anfitrión en otro destino, las personas que reciban su solicitud leerán las referencias que le han dejado los anteriores anfitriones, o huéspedes que haya recibido Juan en su propia casa o las referencias que le hayan dejado sus amigos.

img_5571
Tal vez puedas alojarte en una típica casa en Guyana

Alguna recomendación para conseguir más respuestas positivas?

En algunos blogs encontré ciertas recomendaciones, pero por experiencia propia creo que no hay una receta ganadora. Doy algunos tips que tal vez puedan ayudar, pero repito que no hay garantías, en algunas ciudades mandábamos 3 o 4 solicitudes y ya teníamos una respuesta positiva, en otras mandábamos 15 y no pasaba nada.

  • Antes de emprender tu viaje es recomendable que alojes viajeros en tu casa para que ellos dejen referencias acerca de cómo sos, ahí contarán si eres confiable, si eres amable, si eres sociable, o no. Cuanto más referencias (positivas) tengas, más fácil será que alguien se interese en alojarte.
  • Buscá todos los conocidos y amigos que tengan Couchsurfing y agregalos como amigos en la página, también podés pedirles que te dejen alguna referencia. Cuanto más amigos tengas, será más confiable tu perfil.
  • Aunque estés apurado, lee los perfiles de los usuarios a quienes les vas a mandar una solicitud. Primero, porque así evitarás enviarle a alguien con quien tal vez puedas tener un choque cultural importante, por ejemplo si es nudista y no te va el nudismo (algo que nos contaron que pasa), o podrás evitar al loco de los gatos. Segundo porque así podrás personalizar un poco tu pedido (lo explico mejor abajo). Tercero, algunos usuarios para asegurarse que leyeron el perfil ponen palabras claves que quieren que se las repitas en el pedido (cada loco con su tema).
  • Todos hacemos “Copiar y pegar”, pero siempre es importante llamar a las personas por su nombre, y personalizar mínimamente el pedido, comentando algo que leíste en su perfil, un gusto en común o diciéndole que vas a cocinar su plato preferido.
  • Podés crear viajes públicos, en el que dirás dónde vas a estar y en qué fechas, entonces si alguien de esa ciudad ve tu viaje y se interesa en tu perfil te enviará un ofrecimiento para que te alojes en su hogar.
  • Si vas a ir a una ciudad en la que no hay muchos anfitriones tendrás que hacer un esfuerzo y mandarle a todos los que figuren en estatus “Acepta invitados” y también a los que dice “Puede aceptar invitados”, tal vez te lleves una sorpresa y alguien con ese status sea quien finalmente te reciba.

Cómo ser un buen invitado para que me dejen mejores referencias?

Aquí hay menos recetas, es como querer saber cómo ser buena persona. Pero hay cuestiones básicas, empezando por leer el perfil de quien te invita a su casa para así poder respetar las reglas que esa persona tenga, si es que tiene alguna, por ejemplo hay personas que informan explícitamente que no aceptan alcohol ni drogas. Otras reglas básicas son tener cuidado con la higiene personal y ayudar con la limpieza de la casa. Si bien no se pide (o no se debería pedir) dinero por el alojamiento, tampoco hay que abusarse y siempre es bueno compartir los gastos de la comida o de lo que haga falta, recordá que no es un hotel gratuito, si no que es alguien que te está ayudando y quiere intercambiar experiencias culturales. Por el mismo motivo es bueno compartir tiempo con tu anfitrión, interesarse en él/ella, o en su familia.

 

img_3818
Finca cafetera que conocimos a nuestros anfitriones en Armenia (Colombia)

También es bueno entender que en cada país las experiencias pueden ser diferentes, y como se suele decir, cada casa es un mundo. En nuestro viaje por Sudamérica nos encontramos con gente que no tenía nada y compartía lo poco que tenía para comer y no pedía nada, encontramos gente con dinero y que no nos dejaba pagar nada, gente que tenía un hostel y nos alojaba a cambio de elementos de limpieza o que le pusiéramos referencias en Trip Advisor y también estuvimos en casas donde los anfitriones no tenían ningún interés en compartir tiempo ni nada con nosotros, pero nos daban alojamiento. Pero mayoritariamente se vivía un espíritu solidario en el que quien recibe paga algunas comidas y se espera que quien visita pague otras. En cambio nos contaron que en Europa lo más usual es que cada uno pague lo suyo y no se comparta tanto.

 

Otra sugerencia es “siempre preguntar”. Como estás en una casa que no conocés y con una cultura diferente a la tuya, no puedes suponer que las cosas se harán tal como vos las conocés. Desde el horario para comer, qué desayuna cada uno o cómo calentar agua o dónde dejar tu mochila y tu ropa sucia.

img1485905593088
En Guayana Francesa nos recibieron para navidad y nos atendieron como a reyes

Y cómo ser un buen anfitrión?

Aquí podemos dar algunas claves que fuimos recolectando desde nuestra experiencia como anfitriones y como huéspedes.

El primer anfitrión que tuvimos (Joseph) fue tan bueno que puso la vara demasiado alta para todos los demás. No solo porque nos cocinó un plato típico de su país, si no porque tenía listo un papel para cada invitado en el que le explicaba cómo moverse por la ciudad, qué visitar, dónde estaban las paradas de buses y todo lo que uno pudiera necesitar. Y encima nos convidó fernet.

De este lado también es recomendable dedicarle tiempo al otro, es decir si recibís a alguien en tu casa, aunque trabajes muchas horas, intentá que te quede un poco de fuerza para poder charlar o pasear con tu invitado.

Si tenés tiempo llevalo a conocer algo de tu ciudad. Agradecerá que le muestres un poco de la cultura local, y aunque vos ya estés aburrido de ver siempre lo mismo, para esa persona todo es nuevo.

img-20160926-wa0005
En Huaraz fuimos a una fiesta de la virgen del barrio con nuestro anfitrión y un montón de amigos

Tratá de entender y conocer rápido a tu invitado, así sabrás si son de los que necesitan espacio y se las arregla solo o si es de los que prefiere que le digas todo lo que tiene que hacer y mejor si lo llevás vos.

En tu perfil tenés que poner una descripción sobre vos y otra sobre tu casa. Tratá que la de tu casa sea una descripción lo más precisa posible. Explicá si tenés wifi o no, si estás cerca de alguna atracción o si estás en un área rural, si tenés agua caliente o no, si tenés alguna mascota o si tenés 10 gatos, cuáles medios de transporte llegan hasta tu hogar, cuantas personas pueden ir, si van a tener que compartir cama o si cada uno tendrá la suya, etc.

Lo más importante de todo para que el huésped tenga una buena experiencia es la comunicación. Y no me refiero solo a tener buena comunicación cuando están juntos, si no a empezar con el pie derecho antes que llegue. Apenas le digas que sí se puede quedar en tu casa, enviale tu dirección y tu teléfono. Recordá que muchas veces los extranjeros solo tienen internet cuando tienen wifi y no pueden estar llamando desde cualquier lado para consultarte la dirección. Si vos le mandás esos dos datos, la persona que va a tu casa ya se queda tranquila sabiendo que de alguna forma te va a ubicar.

 

Si alguien tiene algún otro consejo, se lo agradecemos!

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gracias por esta información tan completa. Os he encontrado por casualidad en la red y este post me ha venido de perlas. Tengo pensado probar en octubre por primera vez Couchsurfing, así que tus consejos me han parecido muy útiles para comenzar a “couchsurfear”. ¡Un saludo y buenos viajes!

    Le gusta a 1 persona

    1. nicobonder dice:

      Hola Marta, me alegra que te haya servido. Cualquier duda, me avisas. Saludos y suerte!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s