Presupuesto mochilero para viajar por Sudamérica

Todo viajero cuando empieza a planear su travesía se pregunta cuánto tiempo le va a llevar y cuánto dinero va a necesitar. La respuesta a una altera la de la otra pregunta. No solo por la obviedad que significa que cuanto más tiempo viajamos más dinero necesitamos, si no porque si estamos viajando apurados por tener una fecha límite de regreso también gastaremos más, ya que tendremos que tomar buses o aviones en lugar de hacer dedo hasta que aparezca alguien que pueda llevarnos, y el transporte se transforma en el principal gasto del viaje.

Para poder llevar un control de lo que gastábamos, dividí nuestros gastos en algunas categorías: Comida, Transporte, Excursiones, Alojamiento y Otros. Después de 195 días de viaje el promedio de gasto para los dos fue de 28USD por día (o sea 14 cada uno). Si nos ponemos a pensar, es más barato vivir viajando que en un departamento alquilado.

Hay que tener en cuenta que el presupuesto que vean en cualquier blog solo sirve como ejemplo y guía, pero cada uno sabe cuál es su estilo de viaje, qué comodidades está dispuesto a resignar, qué lujos quiere darse y dónde le gusta dormir. Cada una de esas variables personales hará que el presupuesto necesario sea diferente. Seguramente es posible hacerlo mucho más económico, sin tomar ningún bus y hacer todo a dedo, no dormir en hoteles cuando no se encuentra alojamiento gratuito y hacerlo en camping; pero también es posible gastar mucho más, comiendo en restaurantes, viajando a dedo, durmiendo en hoteles caros, etc.

Otro punto a tener en cuenta es cuantos días se quiere estar en cada país y cuales ciudades y países se quieren conocer.

Y una tercera variable que tengo que mencionar es la del azar. Durante un viaje surgen situaciones que son difíciles de presupuestar. Para bien, por ejemplo: que un camionero te invite el almuerzo, que tu anfitrión de Couchsurfing se empeñe en pagar todo aunque le digas que te gustaría compartir, que tengas una tía lejana en alguna parte del continente que te de alojamiento, comida y dinero, o cosas por el estilo. Para mal: perder algo y tener que volver a comprarlo, llegar tarde a una ciudad sin lugar dónde alojarte y tener que pagar un hotel más caro de lo que esperabas, hacer dedo por muchas horas y que nadie ni siquiera te mire y terminar pagando un bus, etc.

20161226_091259
Haciendo dedo en la Guayana Francesa

¿Cómo se componen esos 28USD? 7 de comida, 13 de transporte, 3 de excursiones y entradas a museos, 3 de alojamiento y 2 en otras cosas (higiene, remedios, regalos, etc).

Para entender cómo llegamos a ese número, primero les explico un poco el estilo de viaje que tuvimos, y después les muestro un par de cuadros con estadísticas de gastos por categoría y por país. Tengan en cuenta este estilo, para adaptarlos gastos al estilo que ustedes elijan, y así saber si van a gastar más o menos.

¡Veamos por categoría!

 

Comida

Debo admitir que muchos de nuestros almuerzos fueron sandwiches de atún con tomate y mayonesa. A veces por economizar, pero muchas veces por la facilidad que significa llevar eso en una mochila pequeña en una excursión o en la ruta mientras hacíamos dedo. Este es un punto en el que se va una parte importante del presupuesto, pero si estamos acostumbrados a los precios argentinos en el resto de Sudamérica parece que es bastante barato alimentarse. En Bolivia y Perú en la mayoría de las ciudades es posible comer en mercados, donde se consiguen platos bien abundantes, típicos y baratos. En Bolivia es posible comer en la calle por 1 dolar, desde hamburguesas o platos un poco más elaborados. Claro que hay variación entre las distintas ciudades, siendo la más cara de las que estuvimos Sucre, donde de todas formas era posible conseguir comida callejera muy barata.

En Perú vale la pena gastar en probar algunos de los tantos platos típicos que tienen en cada región. Nosotros probamos la parihuela, ceviche (varias veces), ají de gallina, lomo saltado, etc,etc, etc, y tuvimos la suerte de llegar a Lima justo que estaba la feria gastronómica Mistura, donde probamos el chancho al palo y otros platos exquisitos.

En Ecuador no encontramos tantos mercados, pero la comida también es barata.

En Colombia gastamos un poco más, pero tampoco es cara. Se puede comer mucha fruta, y es imposible abandonar el país sin darse algunos gustos como la famosa bandeja paisa, pescados fritos en la costa, las arepas y tomar mucho café, que seguramente todos te ofrecerán.

En Brasil, si bien también hay una gran variedad de frutas que aveces usamos tanto de desayuno como de almuerzo, la comida no es tan barata.

20160904_1229512
Comprando mariscos en el mercado de Pisco

En las 3 Guayanas teníamos miedo porque sabíamos que en Surinam había mucha inflación y en en Guayana Francesa se manejan en Euros, pero la verdad es que en general la comida estaba más o menos al mismo precio que estaría en la Argentina o en Brasil. Claro que en la Guayana Francesa se nos incrementó el presupuesto porque tuvimos que comprar una champaña para festejar Navidad, era lo mínimo que podíamos comprar después de ver todo lo que nos estaban preparando nuestros anfitriones.

Algunos tips para ahorrar en comida:

cubiertos Aprovechen los mercados populares para comer rico, barato y probar platos tradicionales y mezclarse con los locales.

cubiertos Si se están alojando en un lugar con comodidades para cocinar, aprovechen y vayan a supermercados para abastecerse y disfruten cocinando con condimentos locales, y si su anfitrión puede que les cocine algo típico de su país.

cubiertos Cuando van a estar afuera muchas horas, lleven comida para no tener que comer en restaurantes. Puede ser la opción sana con frutas, o sándwich de lo que más les guste.

cubiertos Si se alojan en hoteles, cuando consultan precios, pregunten si incluye el desayuno, ya se estarán ahorrando una comida.

 

Transporte

Hicimos más o menos la mitad del viaje a dedo. Salimos de Córdoba a dedo y llegamos hasta Tucumán fácilmente. Desde allí hasta Chile fue muy difícil conseguir quienes nos llevaran y tuvimos que tomar algunos buses, incluyendo el más caro de todos que fue de Purmamarca hasta Calama, que nos costó 50USD a cada uno. Hay que decir que los buses Argentinos son de los más caros, pero tienen de positivo que son los únicos que incluyen comida en los viajes de larga distancia.

En Chile y Bolivia no intentamos hacer dedo, en Chile por la frustración que nos había quedado del último intento de Argentina, y en Bolivia porque el transporte es bastante barato y nos habían dicho que es complicado hacer dedo, ya que no es normal, y entonces los pocos que paran quieren cobrar algo, y entonces o hay que decirles que no tenés nada de dinero o hay que tratar de negociar viajar por lo menos posible. Para que se den una idea de los costos de buses de larga distancia les dejo un par de ejemplos, de Sucre a La Paz nos costó unos 15USD a cada uno, de Copacabana a Arequipa (Perú) gastamos unos 13USD cada uno.

Perú y Ecuador sí los cruzamos 100% a dedo. En los dos países nunca tuvimos que esperar más de media hora, y en Ecuador menos que en Perú. Para que lo consideren en su presupuesto, por si no van a hacer dedo, les dejo algunos ejemplos de costos de pasajes en esos países. De Arequipa a Lima 35USD, de Lima a Ica 20USD , y de Lima a Cusco creo que conviene ir en avión, ya que son 20 horas menos de viaje y casi no hay diferencia en el precio con el bus, en colectivo sale 53USD y en avión se pueden conseguir pasajes desde 50-60USD. En Perú los boletos de buses urbanos son bastante baratos, costando menos de un dólar.

En Ecuador, ir de Cuenca a Guayaquil cuesta 5USD, de Guayaquil a Quito 9USD. En Ecuador el transporte urbano también es baratísimo, cuestan entre 20 y 30 centavos de dólar. Tal vez se pregunten por qué perder tiempo y arriesgarse a hacer dedo con pasajes tan baratos, la verdad que la cuestión económica es uno de los motivos por los que uno intenta hacer dedo, pero lo más importante es la posibilidad de conocer gente que esta práctica da. Conocimos muchísimas historias de vida y anécdotas que jamás hubiéramos conocido viajando en bus o en avión. Por supuesto que no es todo color de rosas cuando uno viaja a dedo, hay momentos difíciles como cuando pasa mucho tiempo y no se detiene nadie, y siempre debes estar predispuesto a hablar y darle charla al camionero, ya que ellos generalmente aceptan llevar a alguien para que les haga compañía en viajes largos así no se aburren, pero también muchos lo hacen solo con el fin de ayudar a alguien.

pato3
Viajamos a dedo en este descapotable con frutas por el Cañón del Pato, Perú.

Colombia es todo un tema. Intentamos hacer dedo en muchas rutas, en varias fracasamos, y en otras tuvimos éxito. No es fácil que alguien te lleve, todavía viven con mucho miedo por todo lo que han vivido, pero cuando te levantan son muy generosos (hasta nos pagaron una noche de hotel). Digamos que la mitad del viaje en Colombia fue a dedo y la otra mitad en bus. Los buses son bastante más caros que en Bolivia, pero más baratos que en Argentina y Brasil, y son bastante cómodos y tienen WIFI. Algunos de ejemplos de costos: De Cali a Armenia unos 16USD cada pasaje, de Armenia a Bogotá 18USD.

En Colombia también tomamos el único avión de todo nuestro viaje, fue de Bogotá a Leticia, para poder tomar luego el barco hasta Manaos. Ese avión sacándolo con tiempo cuesta cerca de 50USD, pero deben tener cuidado porque las aerolíneas low-cost cobran extras por todo (incluso si querés elegir el asiento), y tuvimos que pagar por el sobrepeso del equipaje. Y el barco de Leticia a Manaos cuesta 180 reales, o sea entre 55 y 60 dólares, dependiendo como esté el tipo de cambio. Hacer dedo en Colombia se dice “pegar chance”, eso lo aprendimos cuando nos ya nos faltaba poco para irnos del país.

En las 3 Guayanas no hay muchos buses ni muchas rutas. La parte más difícil es moverse desde la frontera de Brasil con Guyana hasta Georgetown, porque es una ruta de tierra por la que circulan muy pocos autos. Desistimos de hacer dedo y viajamos en una camioneta que nos cobró 50USD a cada uno. El resto de los viajes de larga distancia los hicimos a dedo…o casi todo a dedo, ya que algunas partecitas las uniamos en bus para poder hacer dedo más adelante. La suerte para hacer dedo en esta zona es dispar, algunos dicen que les fue fácil y otros que no. A nosotros no nos costó demasiado, y algunas partes eramos algo tan poco común que las gente nos daba plata. Para más datos de costos y cómo moverse por toda esa zona, pueden leer nuestra guía para viajar por las Guayanas.

Brasil es uno de los países más caros para viajar, al igual que en la Argentina hay muy pocas empresas que conectan una ciudad con otra, entonces se aprovechan y ponen precios bastante caros, además el país es gigante y las distancias se hacen muy largas. Hacer dedo en Brasil se dice “pegar uma carona”. Desde que entramos a Brasil por la frontera con Guayana Francesa, nos movimos a dedo hasta Jericoacora, y desde ahí empezamos a viajar en bus porque nos estábamos quedando sin tiempo y queríamos conocer muchas cosas más. Algo a tener en cuenta es que muchos no hacen viajes interestatales, por lo que para ir de un lugar a otro a veces hay que tomar dos o tres buses. Algunos ejemplos de costos: De Fortaleza a Jericoacoara 25USD, de Salvador de Bahía a Río de Janeiro 100USD.

Tips para ahorrar en transporte:

dedo Si tenés tiempo, intentá hacer dedo, siempre. Perdé el miedo, no escuchés todos los malos augurios que te van a decir. En el mundo hay mucha más gente buena que mala, te vas a sorprender con historias muy interesantes y con personas super generosas. Claro, que siempre hay que estar atentos de dónde subir, dónde bajar y dónde guardar las mochilas.

dedo Si tenés que tomar algún avión, investigá bien qué conexiones te convienen hacer y sacá el pasaje con tiempo. También tené en cuenta el peso del equipaje.

dedo Cuando tengas que viajar en bus, una buena opción es hacerlo de noche, así te ahorrás una noche de hotel y no perdés un día de paseo en tu nuevo destino. Lo único negativo es que te perdés de conocer el paisaje que está en el camino… pero todo no se puede.

 

Excursiones, museos y otros

En Bolivia tuvimos el gasto más caro, que fue la excursión de 3 días en el salar de Uyuni, que nos costó 100USD a cada uno, además adentro del parque se debe pagar entradas a que cuestan 26USD más. En Bolivia también fuimos a conocer las minas del Cerro Rico, que sale entre 10 y 15 dólares. No fuimos pero les cuento que las entradas a lugares como iglesias o museos estaban entre 1,5 y 5,5 (la más cara es la casa de la moneda en Potosí. Para ver un poco más de precios de cosas que hicimos en Bolivia y Perú, les dejo un link con precios de muchas cosas que fuimos haciendo: ACÁ!!

En Ecuador, arrancamos en Cuenca, lo único que gastamos fueron 3 dólares para entrar a un parque que tenía una hamaca espectacular con vista a toda la ciudad. En Guayaquil todas las atracciones eran gratuitas; en Quito fuimos a los 2 museos del centro del mundo. El más conocido tiene 2 entradas, una cuesta 3,5USD y la otra 7,5; la diferencia está en lo que se puede ver con una y con la otra, la mujer que estaba en la boletería no tenía ganas de vender así que no nos explicó nada, y supusimos que no valía la pena pagar la más cara, pero averigüen por las dudas; en el otro museo que es de Intiñan (que nos gustó mucho) la entrada nos costó 4. En Baños sí gastamos en varias cosas, porque a eso fuimos. Para hacer puenting había dos opciones, una salía 10 y la otra 20, yo hice la de 10 y Lu tembló de miedo gratis. Alquilar una bici salía entre 4-5USD, la entrada a la casa del árbol cuesta 1USD.  En Misahuallí entramos a la Cascada de las Latas, que nos dejaron en 1,50 la entrada.

En Colombia viajamos mucho, pero no gastamos tanto en entradas. En Playa Blanca (Baru) gastamos en hacer snorkel y en la excursión para ver el fitoplancton, entre esas dos cosas gastamos 9USD cada uno. Entrar al Tayrona nos salió 14USD para cada uno. Y en San Gil pagamos 3USD para entrar a un parque con pileta.

img_3913
Muchos museos son gratuitos, o tienen un día de la semana gratis

En las 3 Guyana casi no hicimos actividades que tuviéramos que pagar. En Paramaribo le dimos unas monedas a la familia que cuida la mezquita, alquilamos bicis por un día y entramos a una reserva natural, en total gastamos menos de 12USD.

Y en toooodo Brasil lo único que pagamos para hacer fue el recorrido por la Chapada Diamantina, que costaba unos 50-55USD por persona.

Tips para ahorrar en entradas:

museo Consigan la ISIC Card. Si van a hacer un viaje largo, seguramente que el gasto de la tarjeta se va a terminar justificando.

museo Antes de ir a un museo revisen si tiene entrada gratis algún día de la semana. Nosotros pudimos entrar gratis al Museu do Amanhã en Río de Janeiro.

museo No paguen por algo que no les gusta. Muchas veces uno siente la obligación de hacer algo solo porque es un atractivo importante en la ciudad que visita, pero si no te gusta ese tipo de actividades, buscá otra que vaya mejor con tus intereses y gustos.

 

Alojamiento

Lo mejor que puedo decirles es que miren la guía que arme hace poco sobre ¿Qué es y cómo se usa Couchsurfing? Como cuento ahí, pagamos alojamiento solo en el 20% de las noches del viaje. Calculo que un 70% fue gracias a Couch y 10% entre amigos y parientes que teníamos en diferentes ciudades. Tal vez, podríamos haber ahorrado un poco más llevando la carpa, pero a último momento decidimos que no valía la pena cargar con el peso, ya que íbamos a hacer Couchsurfing y nos teníamos fe con eso.

img1489548004036[1]
Gracias a un contacto que hicimos por casualidad en Pipa, conseguimos alojamiento en una residencia estudiantil en Salvador de Bahía
Tips para ahorrar en alojamiento:

carpa Tener un buen perfil de Couchsurfing.

carpa Si vas a viajar mucho tiempo, y vas a estar en lugares donde no es tan común que alguien te aloje gratis, llevá la carpa.

carpa No reserves en internet, generalmente caminando por la ciudad y preguntandole a otros viajeros, seguro vas a encontrar algún hostel más barato que esa super oferta que viste en varias páginas.

carpa  Pregunten a los artesanos o hippies que vean en la ciudad, ellos siempre están en algún lugar bueno, bonito y barato.

 

Vamos a los números

Ahora que ya tienen una buena idea del estilo de viaje que hicimos, lo que vimos y lo que comimos, les dejo un par de cuadros.

estadisticas1

Algunas aclaraciones para entender el cuadro. En Argentina solo anduvimos de paso para poder salir del país y para poder volver a nuestra casa, y fue bastante difícil conseguir que nos llevaran a dedo, y a la vuelta no teníamos demasiado tiempo para esperar, ya que teníamos una fecha límite para estar en Córdoba. Además es un país caro para viajar. En Chile fue más o menos parecido, es caro y decidimos no hacer dedo. En Bolivia parece raro que el promedio de gasto sea mayor a varios países, pero se debe a que fue donde tuvimos el mayor gasto en excursiones, si sacaramos el gasto del salar de Uyuni, el promedio sería mucho más bajo. La última aclaración, si bien Brasil no es tan barato como otros países, el principal gasto (por mucho) fue en transporte, porque en cierta parte decidimos no hacer más dedos y los buses son muy caros.

¿Cómo interpretar el cuadro? En los cuadritos celestes está el total que gastamos en cada categoría en cada país, después hay una columna con el total por país, otra con la cantidad de días que estuvimos en ese país y la última es el promedio de gasto diario en el país; recuerden que esos números son para dos personas, así que si viajan solos dividan todo por dos. Y también recuerden adaptar todo a sus gustos, intereses, costumbres, vicios y antojos.

En la penúltima fila está el total por categoría y en la última el promedio diario por categoría.

Un último cuadro, que tal vez facilite el armado del presupuesto diario.

estadisticas2

En este cuadro tienen directamente el promedio diario por categoría en cada país, y el promedio total por país.

img1490588242038
Vimos un ensayo de carnaval en Río de Janeiro, y si, también gratis.

Espero que esto los ayude a planificar mejor su próximo viaje por Sudamérica. Y recuerden que es solo una guía, no se les ocurra salir a la ruta confiados que estos números son definitivos, es imposible que dos personas diferentes hagan el mismo viaje, y por lo tanto que gasten lo mismo, pero creo que sirve bastante para entender más o menos en qué se va la plata durante un viaje, con este estilo que nosotros elegimos.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jorge Bonder dice:

    Muy buena guía y muy buen comentario.Parece hecho por un Licenciado en Administración de empresas de viajes informales.

    Le gusta a 1 persona

    1. nicobonder dice:

      Como si fuera licenciado, y detallista

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s